CATARSIS

A veces en la vida es necesario caminar por el desierto, pero no ese desierto donde vas de safari, no, me refiero al desierto inhóspito, carente de todo y a veces cruel, experimentar esa sensación de estar en la nada, perdido y acabado.

Se que muchos ya han caminado por ese desierto, otros como yo aún se encuentran caminando en el, pero saben que, es necesario, para hacernos despertar, para apreciar más la vida y quitarse la cubierta de la banalidad, la trivialidad y el egoísmo.

Cuando entiendes la vida tal y como es, ese es el momento que entras en catarsis, todos hemos pasado ese proceso de manera diferente, para llegar hasta aquí, he tenido que pasar mi procesos de enfermedad que ni siquiera ningún medico comprendía, durante años, llegué a ser catalogada de hipocondríaca, vaga, floja o me decían es solo estrés y no era solo el médico era toda la gente, en todo lugar. Me hizo falta ver a mi abuela en su lecho durante dos difíciles meses, la angustia de mi madre, luego su traumática partida y como eso le afectó a mi mamá, sin contar claro como me afectó a mi reprimir con todas mis fuerzas mis sentimientos, porque para mi lo importante en ese momento era mi madre y nada más.

Han oído el dicho popular “No es lo mismo llamarlo que verlo llegar”, bueno apareció de repente a lo que yo ya hace un tiempo le había puesto  el nombre de crisis ¿de que?  Eso no lo sabía y definitivamente esta fue la peor y aún sigo en ella,  después de tanto tiempo encontré un médico que entendió todo y armó el rompecabezas y me dijo: Tienes Lupus Eritomatoso Sistemico y lo bueno es que hay tratamiento, yo no escuche la segunda parte yo solo escuchaba Lupus que resonaba en mi cabeza una y otra vez , dos meses más tarde después del dolor más horrendo de mi vida me dijeron que también padezco de Fibromialgia, al final agradecí haber caído en las manos de esta doctora, saber que no estaba loca y que lo mio era algo real.

Ese fue mi momento de Catarsis, el momento en el cual empecé a enfrentarme con todos mis demonios, que siéndoles sincera nunca incluí en nada de esto las clásicas preguntas existenciales de ¿Porque a mí? ¿Dios porque me haces esto? , yo asumí desde el principio que esto es lo que me toca vivir y que a pesar de todo debo de estar agradecida de que no sea algo peor.

Como si ya no fuera suficiente,necesite entrar en depresión profunda, ansiedad y literalmente tocar fondo para entrar en un proceso de transformación total, vaya que ha sido y sigue siendo doloroso, traumático y no se que otro adjetivo negativo agregarle, a veces me harto de todo, pero luego pienso que es necesario para cambiar mis perspectivas de vida y de una vez por todas desmontarme el saco tan pesado que vengo cargando durante años.

Aristóteles se refirió a la Catarsis, como purificación emocional, corporal, mental y espiritual. Mediante la experiencia de la compasión y el miedo. Muy refinado concepto verdad? La realidad de este proceso es lo yo les acabo de contar y las historias de la gente que padecen mi misma enfermedad, las que no y las que pasan por algo peor.

Mi enfermedad y el hecho de sentir que mi cuerpo está en mi contra, ha sido el detonante.

Catarsis: Un proceso muy doloroso pero definitivamente necesario….

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 respuestas a “CATARSIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s