La ducha caliente

Hay días difíciles, aunque les digo que al final te acostumbras y encuentras maneras de sobrepasarlos. Yo todavía no lo hago pero al menos lo intento. Tenemos esos días en que solo necesitamos una ducha caliente y sumergirnos en nuestra soledad. Confieso tener justo en esos instantes mis momentos de autocompadecimiento, de llanto, de desahogo, [...]