Cuando mis plegarias transcienden los muros

Ayer yo resonaba en mi cabeza y repetía con mi boca una y otra vez, Oh mi Dios !!! si tan solo pudieras concederme un día sin dolor, ni malestar, sentí que lo pedía del alma y realmente era así, la verdad que nunca en mi vida había pedido algo con tanta sinceridad y humildad. [...]