Reducida a la nada

Me considero un ser positivo y fuerte, pero llega un momento en que ya te hartas de lo mismo todos los dias, de sentirte mal, de ser el enfermo, de querer hacer y no poder. La verdad es que, por mas buena vibra que seamos llega a ser fustrante.

El verse amenazado constantemente por la muerte verdaramente asusta, no me asusta morir porque algún dia será, me asusta la incertidumbre y creó que le pasa a todo el que anda en una situación de enfermedad crónica.

En estos últimos tiempos he estado muy aturdida de hecho, mi mente estaba tan nublada que ya no podía escribir, es que me siento lacerada por tanto sufrimiento que parece no terminar nunca, me arrodillo a los pies de Dios e imploro que no me deje así por el resto de mis dias y que si eso es lo que me toca que me entregue nueva vez mi brujula para buscar mi nuevo norte.

Me resisto a seguir reducida a la nada, a vivir como materia inerte, me resisto rotundamente a simplemente no hacer nada y ver como los dias pasan, me resisto a ser un ser sufrido por el resto de mi vida. En fin como ya dije me resisto a seguir reducida a un vacio… a la nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s